Un proyecto europeo quiere obtener biocombustible de bajo coste de las aguas residuales

Ahora es posible transformar aguas residuales en biocombustible, con un balance energético positivo, e impulsar unos 20 coches por hectárea (para una distancia anual de 18.000 km). Cuatro veces más que biocombustibles convencionales,tales como el etanol de azúcar o el diésel de palma.

Uno de los retos a los que se enfrenta la I+D en el sector del agua es aprovechar al máximo los residuos producidos en las diferentes fases del ciclo del agua. Con la tecnología actual, el tratamiento de aguas residuales implica un elevado gasto de recursos y, por el contrario, una mínima reutilización de la energía que estos procesos pueden proporcionar.

Una de las líneas de investigación más ambiciosas es el uso de las aguas residuales como materia prima para la obtención de biocarburantes. De ser posible, esto revolucionaría el paradigma actual del tratamiento de aguas residuales: lo que hasta ahora se había considerado un subproducto indeseable se convertiría en un recurso valioso.

Proyecto All-gas.

El proyecto All-gas demuestra la producción sostenible a gran escala de biocombustibles basados en cultivos de microalgas de bajo coste que utilizan aguas residuales municipales. La cadena completa de procesos, desde los estanques de algas hasta la separación de la biomasa, el procesamiento para la producción y purificación de biocombustibles aguas abajo, así como el uso en vehículos, se lleva a cabo en una instalación de 4 hectáreas.

El rendimiento de algas especificado cercano a 100 t/ha/año se obtiene mediante la integración y ampliación de sistemas innovadores para duplicar el rendimiento de las algas o reducir el consumo de energía con un nuevo diseño de la pista de rodadura. Si se pudiera extraer un contenido neto de aceite del 20% con características compatibles para la conversión a FAME, se podría generar suficiente biodiésel al año para hacer funcionar 20 coches por hectárea de cultivo.

Las algas residuales son digeridas para producir biogás y CO2. El biogás se purifica y comprime para que sirva como combustible para vehículos.

Planta piloto All-gas.

La planta a escala de demostración industrial instalada en Chiclana (España) consta de:

  • Un área de cultivo compuesta por 4 raceways con una superficie de 5.200 m2cada uno, y una producción media de biomasa de 100 T/ha año.
  • Un sistema de separación y espesado basado en la flotación mediante airedisuelto (3 unidades). En esta etapa la biomasa algal se concentra 100 veces consumiendo muy poca energía.
  • Un biodigestor anaeróbico de 2.750 m3 en el que se pueden producir más de 250 l de biogás por kg de sólido volátil. Cerca de 40 coches se pueden conducir durante 18.000km cada uno con el biometano resultante de la conversión de la biomasa algal.
  • Una planta de afino del biogás a biometano conectada con una estación derepostaje.

Socios del proyecto: Aqualia (España) como coordinador, BDI-Bio Energy International (Austria), Fraunhofer-UMSICHT (Alemania), HyGear (Países Bajos), University of Southampton (Reino Unido).

El Proyecto está cofinanciado por la Comisión Europea.